Idioma:

Compártelo en:

03/07/2019

Cinco pasos para diagnosticar el Pie Diabético

  1. Conoce a tu paciente.

Como en cualquier patología es fundamentar entender y conocer a nuestro paciente.

El Pie Diabético se suele presentar como una úlcera en el pie, pero la realidad es que detrás de esa úlcera localizada se esconden diferentes patologías o comorbilidades que desencadenan esa lesión. Por ello, para poder ofrecer un tratamiento adecuado a los pacientes que sufren del síndrome de Pie Diabético va a ser fundamental conocer su historial clínico y realizar una serie de pruebas diagnósticas que nos permitirán segmentar mucho mejor a nuestro paciente y así tratarle de la mejor manera posible, reduciendo los tiempos de cicatrización de nuestros pacientes a la vez que les brindamos con una mejor calidad de vida y reducimos la posibilidad de complicaciones de la diabetes añadidas.

  1. Controla metabólicamente a tu paciente.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), define el Síndrome de Pie diabético como la presencia de ulceración, infección y/o gangrena del pie asociada a la neuropatía diabética y diferentes grados de Enfermedad Vascular Periférica (EVP), resultados de la interacción compleja de diferentes factores inducidos por una hiperglucemia mantenida (1).

Por tanto, las condiciones imprescindibles para hablar de Pie Diabético son que el paciente presente diabetes, alteración/es que se localice/n en el pie (estructura por debajo del tobillo) y que el mecanismo etiopatogénico sea la neuropatía y/o EVP.

Por esta razón no solo deberemos fijarnos en el miembro inferior, si no que hacer una buena valoración metabólica nos ayudará a realizar un mejor tratamiento y pronóstico de la lesión o lesiones que puedan haber aparecido en el pie.

Se deberán realizar controles metabólicos rutinarios para poder identificar alteraciones que puedan producir empeoramiento de los procesos.

  1. ¿Mi paciente tiene falta de sensibilidad en los pies?

La neuropatía diabética es la complicación crónica más frecuente de la Diabetes Mellitus (DM), y la forma más común es la polineuropatía distal y simétrica. Es definida como “aquella alteración de la función de los nervios periféricos que ocurre en pacientes con DM en ausencia de otras causas de neuropatía periférica”. Se presenta en torno al 40%-50% de los diabéticos de más de 10 años de evolución. Es responsable de una gran morbilidad y mortalidad, además, representa la forma más frecuente de neuropatía en los países desarrollados (2, 3).

Es muy importante realizar una anamnesis y exploración cuidadosa a los pacientes en riesgo de neuropatía, ya que la ausencia de sintomatología no excluye la presencia de neuropatía. Se estima que un 70% de los pacientes debutan con afectación de los nervios periféricos de manera asintomática.

Realizar un buen diagnóstico de la neuropatía nos va a ayudar para poder prevenir la aparición de lesiones de Pie Diabético, ya que identificando precozmente a estos pacientes podemos realizar acciones que reduzcan el desarrollo de las mismas.

Para ello existen diferentes técnicas que nos ayudarán a diagnosticar Pie Diabético* a nuestro paciente como son, el Test del monofilamente de Semmens Westein y el estudio de la sensibilidad vibratoria mediante diapasón o biotensiómetro.

  1. Detecta deformidades en el pie.

La presencia de deformidades contribuye al riesgo de desarrollo de úlceras de Pie Diabético y son consecuencia de la afectación neurológica, ya que, debido a la hipotonía y atrofia en la musculatura intrínseca del pie, provocará un desequilibrio de la musculatura, que originará una alteración en la biomecánica del pie.

Esto conlleva deformidades como el dedo en garra y en martillo y provocará que haya zonas sobre las que se ejercerá mayor presión durante la marcha, fundamentalmente las cabezas metatarsales, esto sumado a un desplazamiento de la almohadilla grasa plantar, hacen del pie una estructura vulnerable a la ulceración (4,5).

En muchas ocasiones es el propio roce del calzado sobre estas deformidades el causante de la aparición de una úlcera en el pie.

  1. Antes de destapar la lesión, toma los pulsos.

Conocer el estado vascular de nuestro paciente es crucial para poder conocer cuál es el tratamiento adecuado para él.

Uno de cada cuatro pacientes diagnosticados de diabetes, desarrollará Enfermedad Vascular Periférica, EVP tras siete años de enfermedad (6). De hecho, es el responsable de entre un 10-20 % de la mortalidad de los pacientes diabéticos.

La causa fundamental es la obstrucción del flujo sanguíneo parcial o completa en las arterias del miembro inferior debido al desarrollo de lesiones ateroscleróticas.

La importancia de la presencia de EVP en el paciente con lesión, puede condicionar una menor probabilidad de cicatrización y que evolucione desfavorablemente (7).

Para poder saber si nuestro paciente tiene o no EVP podremos utilizar diferentes técnicas como la toma de pulsos distales y el Índice Tobillo Brazo (ITB).

Referencias

  1. Zhang P, Lu J, Jing Y, Tang S, Zhu D, Bi Y. Global epidemiology of diabetic foot ulceration: a systematic review and meta-analysis (dagger). Ann Med. 2017;49(2):106-16.
  2. Cabezas-Cerrato J. The prevalence of clinical diabetic polyneuropathy in Spain: a study in primary care and hospital clinic groups. Neuropathy Spanish Study Group of the Spanish Diabetes Society (SDS). Diabetologia. 1998;41(11):1263-9.
  3. Sharma VK, Khadka PB, Joshi A, Sharma R. Common pathogens isolated in diabetic foot infection in Bir Hospital. Kathmandu University medical journal. 2006;4(3):295-301.
  4. Suzuki E, Kashiwagi A, Hidaka H, Maegawa H, Nishio Y, Kojima H, et al. 1Hand 31P-magnetic resonance spectroscopy and imaging as a new diagnostic tool to evaluate neuropathic foot ulcers in Type II diabetic patients. Diabetologia. 2000;43(2):165-72.
  5. Lazaro-Martinez JL, Aragon-Sanchez FJ, Beneit-Montesinos JV, Gonzalez- Jurado MA, Garcia Morales E, Martinez Hernandez D. Foot biomechanics in patients with diabetes mellitus: doubts regarding the relationship between neuropathy, foot motion, and deformities. Journal of the American Podiatric Medical Association. 2011;101(3):208-14.
  6. Kallio M, Forsblom C, Groop PH, Groop L, Lepantalo M. Development of new peripheral arterial occlusive disease in patients with type 2 diabetes during a mean follow-up of 11 years. Diabetes care. 2003;26(4):1241-5.
  7. Hinchliffe RJ, Brownrigg JR, Apelqvist J, Boyko EJ, Fitridge R, Mills JL, et al IWGDF guidance on the diagnosis, prognosis and management of peripheral artery disease in patients with foot ulcers in diabetes. Diabetes/metabolism research and reviews. 2016;32 Suppl 1:37-44.

Comparte:

Post sugeridos

13/05/2019

¿Cuáles son los profesionales implicados en el diagnóstico de Pie Diabético?

Cada 20 segundos en algún lugar del mundo un paciente sufre una amputación de una pierna como consecuencia de complicaciones de la DM (1), pero… ¿Son prevenibles estas amputaciones por Pie Diabético? La respuesta es, Sí, cuando se produce una úlcera, la tasa de complicaciones puede reducirse considerablemente si se maneja con la colaboración de Leer más >>

Leer más > >